Accidentes de tráfico e indemnizaciones en Madrid: como resolverlo.

Accidentes de tráfico e indemnizaciones en Madrid

Accidentes de tráfico e indemnizaciones en Madrid-Manuel DíazDesgraciadamente, es uno de los campos del Derecho en los que existe más trabajo para la abogacía. La razón es sencilla, en España durante el año 2.013 se produjeron 85.519 accidentes, con 1.680 víctimas mortales y 114.634 heridos.

Tengan por seguro que cada uno de estos siniestros dio lugar a un expediente en un Juzgado y, casi con toda probabilidad, a reclamaciones entre víctimas, causantes y compañías aseguradoras, con la inevitable trascendencia para la vida y el patrimonio de las personas implicadas en estos hechos.

Por ello, si usted tiene o conoce a personas para las que los accidentes de tráfico e indemnizaciones en Madrid son la causa de un grave perjuicio, acuda a nuestro despacho.

Si sufro un accidente de tráfico ¿que hacer?

Si se ve implicado en un accidente de tráfico y sobrevive, es vital una correcta actuación en los primeros momentos y horas posteriores al accidente para facilitar la reclamación al contrario, que será el conductor causante del accidente, el propietario del vehículo, y la compañía aseguradora.

Lo primero es tomar todos los datos posibles. Existe entre la documentación del seguro un “parte amistoso de accidente” que se suele rellenar en caso de accidentes leves, pero en caso de accidentes graves, por los nervios, el enconamiento entre las partes o las propias circunstancias del accidente, es el gran olvidado.

Accidentes de tráfico e indemnizaciones en Madrid

Si está en condiciones para hacerlo, rellénelo aun cuando no lo firme con el otro conductor, si no lo está pida a alguno de sus acompañantes que lo haga por usted, si iba solo, solicite ayuda a alguno de los presentes: Nombre del otro conductor (aunque sea solo el de pila), matricula, modelo de vehículo, testigos, posición de los coches tras el accidente, hora y circunstancias del mismo ( de día, de noche, hacia sol, había niebla, etc).

Un caso real de accidentes de tráfico e indemnizaciones en Madrid

Hace años se presentó en mi despacho una joven viuda, meses después de que su marido sufriera un accidente. Colisionó frontalmente con otro vehículo en una larga recta de una carretera nacional falleciendo en el accidente. La compañía aseguradora contraria ofrecía una indemnización realmente baja para un caso de accidente con víctima mortal, apenas 60.000 € cuando por muerte la indemnización mínima ronda los 300.000 €. No estando convencida con el trabajo de su abogado, me solicitó que me hiciera cargo del asunto y sobre todo que averiguara porque motivo se realizaba esa oferta tan baja.

La amarga razón la descubrí al acceder al expediente judicial. Recién producido el accidente se personaron en el lugar los bomberos de un pueblo cercano. Evacuados los conductores accidentados, retiraron todos los restos de la carretera borrando cualquier rastro del mismo, y nadie levanto un mínimo croquis ni tomo una fotografía del accidente, por lo que las compañías aseguradoras se acogían a una posible culpa exclusiva de las víctimas del accidente dado que era imposible demostrar con pruebas físicas como sucedió. Estaban jugando a hacer una oferta baja o arriesgarte a una incierta reclamación judicial. Suerte que localizamos a unos testigos y pudimos encauzar el asunto, pero fue realmente complicado.

Esta es la razón por la que fijar las circunstancias iniciales del accidente es tan importante.

Deben de pedir, en todo caso, la intervención de la fuerzo pública, si tienen un accidente de tráfico en Madrid, solicite la intervención de la Guardia Urbana, quien asegurará la vía y sobre todo, hará un informe completo del accidente que servirá para determinar la responsabilidad del mismo, informe que remitirán al Juzgado de Guardia de la ciudad, junto al atestado policial.

Una vez superado el accidente

Si tiene abogado con el que trabaja habitualmente puede que tenga que decidir, no todos los abogados se dedican a esta materia. Las reclamaciones por accidentes de tráfico se enmarcan en un sector del Derecho que se denomina de la “responsabilidad civil extracontractual”, o en pocas palabras la que trata de los daños que me causa un tercero con el que no tengo ninguna relación previa.

Es importante que su abogado tenga experiencia en esta materia. Se ha convertido en un auténtico cuerpo de doctrina dentro del Derecho Civil, muy específico, con muchas especialidades tanto en la reclamación como en el desarrollo de los pleitos y tener un abogado con práctica y conocimiento en esta materia puede marcar la diferencia.

Que puedo reclamar?

En primer lugar los daños materiales, que comprenden cualquier daño que no sea sobre su cuerpo. Desde los sufridos por el vehículo que conducía a cualquier otra pérdida material. Se suelen valorar mediante presupuesto, que puede ser detallado o un simple ticket de compra del objeto en cuestión.

Un ejemplo de daño material

Un caso real de accidentes de tráfico e indemnizaciones en Madrid

Un cliente del despacho se presentó y me pidió que me personara en el Juzgado para reclamar algo poco habitual: el importe de una entrada para una corrida de toros. La persona en cuestión se dirigía a una corrida de un famoso torero y había sacado una entrada de barrera, la más cara, 1.500 €. Iba montado en un autobús urbano que choco contra el vehículo que iba delante suya. El cristal delantero del autobús se rompió por el impacto y algunos pequeños pedazos le dieron en la cara a nuestro cliente.

El seguro pagaba todo, la asistencia médica para extraer los cristales, los dos días de incapacidad que estuvo impedido para sus ocupaciones habituales, las gafas que se le rompieron, pero se negaba en redondo a pagar la entrada de los toros. Esa pérdida representaba para él el principal daño material, su principal pérdida. Tuvimos que reclamarla en el Juzgado que obligó al pago a la compañía de seguros.

Otro caso diferente son los daños personales. Las indemnizaciones por accidentes de tráfico con daños personales se calculan conforme a un baremo que se actualiza anualmente, pero cuyo manejo y aplicación no es sencillo, sobre todo en lo que se refiere en lo que se refiere a los factores correctores. Existen páginas de internet que permiten calcular indemnizaciones pero solo deben usarse como aproximación o a título meramente informativo

En cuanto a estos daños personales, llevo años reclamando por estas cuestiones y el conocimiento del baremo, y el buen cálculo de las indemnizaciones de tráfico por lesiones es fundamental para enfrentarse, no ya a los criterios judiciales, sino a las compañías de seguros y sus abogados que son los que suelen oponerse de forma más acérrima al pago de las mismas.

Otro caso real

En un accidente de tráfico las indemnizaciones por lesiones suelen ser las más importantes. En este caso se me presentó en el despacho un trabajador de una empresa de grúas de carretera. Mientras auxiliaba a un vehículo volcado en el arcén de una autovía en un accidente previo con un camión, otro camión embistió a su grúa, al camión y al vehículo accidentado y a varios coches que se había parado al ver el primer accidente y a sus ocupantes. El resultado para mi cliente: amputación de sus piernas, con gravísimas secuelas físicas y psicológicas. Era una persona joven, no había cumplido treinta años y un mes después de la fecha del accidente tenía proyectado casarse con la que hasta el momento era su pareja de hecho, cosa que ya no pudo ser, dadas las circunstancias. Tras dos largos años de penosa recuperación física, no había cobrado nada salvo unas pequeñas cantidades que la compañía del camión le había ido consignando.

En el desarrollo del expediente judicial la compañía de seguros del segundo camión calculó la indemnización a pagar fundándose únicamente en los daños físicos del accidentado y depositó en el Juzgado la cantidad de 200.000€ lo que suponía además su ofrecimiento económico total por los daños y lesiones sufridas. Esto lo hacen las compañías de seguros para evitar la condena en intereses desde que se produjo en accidente.

Sin embargo, aun cuando pudiera parecer una cantidad importante, no estuve de acuerdo  con este ofrecimiento y tras aplicar el baremo en la manera que me parecía correcta la indemnización aumentó cuantiosamente.  ¿La razón?, la compañía de seguros solo calculó los daños físicos, pero no tuvo en cuenta las secuelas (los daños que afectan a la persona para siempre), sobre todo las psicológicas. Un proyecto de vida se había truncado para siempre, obligando a una persona a estar y pasar por una minusvalía con serias limitaciones personales, produciendo una completa alteración vital. Nuestros médicos y psicólogos determinaron la grave afectación del cliente y redactaron los oportunos informes.  La indemnización final conseguida estuvo cerca de los 600.000€.

Gracias a nuestro asesoramiento especializado el cliente se vio beneficiado en su reclamación.

[starbox id=jmonlus]

(Con  clientes también que vienen de: Getafe, Coslada,  Alcalá de Henares, Parla, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *